Portada
Juicios de Estado La ley y la decadencia de la política de Jonathan Sumptionç
Idioma, nº páginas, tipo de encuadernación y traductor
  • Español, 106 pág.
  • Rústica 140 x 210
  • Traducción de Dulcinea Otero-Piñeiro
ISBN
978-84-949979-3-8
Título

Juicios de Estado

La ley y la decadencia de la política

Autor
Jonathan Sumption
Año
2019
Categorías
Humanidades
Descrición larga

En las últimas décadas las democracias de todo el mundo han acusado cierto anquilosamiento. Muchas veces la ley y la política se perciben como ajenas y las cámaras legislativas, congresos y parlamentos, tienen dificultades para lograr consensos. Además, a menudo los tribunales anulan las decisiones tomadas por los representantes electos.

Ante la ausencia de líderes políticos competentes, se ha tendido a recurrir a los tribunales para resolver cuestiones políticas y morales. Sin embargo, los fallos que puedan emitir los tribunales supremos de países democráticos, o el propio Tribunal de Estrasburgo, solo permiten zanjar provisionalmente los debates abiertos, pues las sentencias no apaciguan la división social ni las posiciones encontradas que generan estos debates. Más bien al contrario, la ausencia de responsabilidad democrática de los jueces conduce a la radicalización. Y, en particular, la extralimitación de los jueces, cuando lo que está en juego son los derechos humanos, no puede compensar las deficiencias de la política.

En este texto, que nace en el seno de las Conferencias Reith 2019, emitidas por la BBC, Jonathan Sumption sostiene que ha llegado el momento de devolver algunos problemas al ámbito político en aras de la salud de nuestras democracias.

“El cerebro de Gran Bretaña”, The Guardian

“El hombre más inteligente de Inglaterra. Esas canas ciertamente cubren el cerebro de un sabio renacentista de nuestros días”, Law Society Gazette

NOTICIAS

"Los científicos asesoran sobre ciencia, los analistas de datos y estadísticas sobre números. Pero, ¿qué peso debe darse a sus opiniones cuando lo que se encuentra en el otro plato de la balanza son nuestros valores y la preservación nuestro tejido económico y social ? No se trata entonces de una cuestión científica, sino política. Y ahí radica el problema. Los políticos rara vez se preguntan por el interés general. Se preguntan de qué se les culpará.

Como resultado, todo se distorsiona para concentrarse en lo más visible, dramático e inmediato: muertes, hospitales desbordados, gente asustada. Las consecuencias colaterales, por graves que sean, no tienen el mismo impacto mediático ni el mismo peso político. Los políticos piensan que gente pasará por alto las carreras arruinadas, las secuelas psicológicas, las quiebras, el paro y la miseria. Estos efectos no son tan directos ni tan inmediatos, ni suelen poder cuantificarse con tanta precisión. Lo terrible es que pueden haber juzgado bien a la opinión pública. En ocasiones se necesita valor para hacer lo correcto."

Joathan Sumption, en entrevista a The Guardian, 04/11/2020. Lea aquí la entrevista completa.

10,00 €
Comprar libro

Información sobre eBooks

Península: portes gratis (entrega en 24-48 horas, días laborables)

Baleares y Canarias: portes gratis a partir de 30€ (entrega en 2-3 días laborables)

Otros países: portes gratis a partir de 200€ (entrega en 4-5 días laborables)

Aceptamos Visa, MasterCard, American Express y PayPal.

En las últimas décadas las democracias de todo el mundo han acusado cierto anquilosamiento. Muchas veces la ley y la política se perciben como ajenas y las cámaras legislativas, congresos y parlamentos, tienen dificultades para lograr consensos. Además, a menudo los tribunales anulan las decisiones tomadas por los representantes electos.

Ante la ausencia de líderes políticos competentes, se ha tendido a recurrir a los tribunales para resolver cuestiones políticas y morales. Sin embargo, los fallos que puedan emitir los tribunales supremos de países democráticos, o el propio Tribunal de Estrasburgo, solo permiten zanjar provisionalmente los debates abiertos, pues las sentencias no apaciguan la división social ni las posiciones encontradas que generan estos debates. Más bien al contrario, la ausencia de responsabilidad democrática de los jueces conduce a la radicalización. Y, en particular, la extralimitación de los jueces, cuando lo que está en juego son los derechos humanos, no puede compensar las deficiencias de la política.

En este texto, que nace en el seno de las Conferencias Reith 2019, emitidas por la BBC, Jonathan Sumption sostiene que ha llegado el momento de devolver algunos problemas al ámbito político en aras de la salud de nuestras democracias.

“El cerebro de Gran Bretaña”, The Guardian

“El hombre más inteligente de Inglaterra. Esas canas ciertamente cubren el cerebro de un sabio renacentista de nuestros días”, Law Society Gazette

NOTICIAS

"Los científicos asesoran sobre ciencia, los analistas de datos y estadísticas sobre números. Pero, ¿qué peso debe darse a sus opiniones cuando lo que se encuentra en el otro plato de la balanza son nuestros valores y la preservación nuestro tejido económico y social ? No se trata entonces de una cuestión científica, sino política. Y ahí radica el problema. Los políticos rara vez se preguntan por el interés general. Se preguntan de qué se les culpará.

Como resultado, todo se distorsiona para concentrarse en lo más visible, dramático e inmediato: muertes, hospitales desbordados, gente asustada. Las consecuencias colaterales, por graves que sean, no tienen el mismo impacto mediático ni el mismo peso político. Los políticos piensan que gente pasará por alto las carreras arruinadas, las secuelas psicológicas, las quiebras, el paro y la miseria. Estos efectos no son tan directos ni tan inmediatos, ni suelen poder cuantificarse con tanta precisión. Lo terrible es que pueden haber juzgado bien a la opinión pública. En ocasiones se necesita valor para hacer lo correcto."

Joathan Sumption, en entrevista a The Guardian, 04/11/2020. Lea aquí la entrevista completa.